Shop Mobile More Submit  Join Login
About Deviant VILLAFREAKMale/Unknown Group :iconrelatoseroticos: RelatosEroticos
 
Recent Activity
Deviant for 4 Years
Needs Core Membership
Statistics 151 Deviations 2,724 Comments 32,109 Pageviews
×

Newest Deviations

Mature content
Llegaron las figuras de accion :iconvillafreak:VILLAFREAK 1 8
Mature content
Patriotica en Encuentros cercanos con una diosa 2 :iconvillafreak:VILLAFREAK 3 23
Mature content
Patriotica en Encuentros cercanos con una diosa :iconvillafreak:VILLAFREAK 7 28
Mature content
Happy Bday Victoria :iconvillafreak:VILLAFREAK 2 14
Mature content
Mujer Buho y Ruisenor en: Viaje de Egresados 2 :iconvillafreak:VILLAFREAK 4 36
Mature content
Mujer Buho y Ruisenor en: Viaje de Egresados :iconvillafreak:VILLAFREAK 2 33
Mature content
INVASION: Viper vs Mujer Buho :iconvillafreak:VILLAFREAK 5 33
Mature content
Mensaje de Atletica para la fanaticada :iconvillafreak:VILLAFREAK 12 30
Mature content
Las nuevas aventuras de Supermama en: :iconvillafreak:VILLAFREAK 5 26
Mature content
Supermama por JPNova :iconvillafreak:VILLAFREAK 5 14
Mature content
Patriotica en: Juego de Ninos parte 3 :iconvillafreak:VILLAFREAK 5 16
Mature content
Tight jeans :iconvillafreak:VILLAFREAK 2 7
Mature content
Las nuevas aventuras de Supermama :iconvillafreak:VILLAFREAK 6 33
Mature content
Las nuevas aventuras de Supermama :iconvillafreak:VILLAFREAK 5 19
Mature content
INVASION: Amazona Negra y R.M. vs Rosa y Mei :iconvillafreak:VILLAFREAK 5 25
Mature content
La realidad supera a VillaFreak :iconvillafreak:VILLAFREAK 0 7

Favourites

Mature content
Vengadora Rubia: La pelicula (2) :icontramusser:tramusser 3 4
PEPY :iconhalcon8:halcon8 8 0
Mature content
Amazon Arrow Arrested :iconfightgirl2004:fightgirl2004 29 55
Love :icondrakeford:DRAKEFORD 12 3
Mature content
Artemisa Justicia Roja Fantasma Mortal :iconfap77:FAP77 6 6
Mature content
A Wrestler's Tale - Season 4: Ep.4-Pt.1 :iconthegoddamnjeffman:Thegoddamnjeffman 3 20
Mature content
Enemiga Mortal :iconfap77:FAP77 3 15
Mature content
Solstice by Clemente2121 :iconsolsticeheroine:SolsticeHeroine 108 11
Literature
Mind Games Part 1
by :iconABashful1: and :iconWhite0wlsuperheroine:
White Owl tested the restraints that held her firmly to the lab table with all her might, but while the metal clamps were sorely tested by the strain, they held all the same. As her tormentor worked the equipment along the wall, her hands feverishly sought any means of escape within reach and the heroine reflected on what had brought her to this dire turn of events.
It was three hours ago and the late winter sun had just settled behind the horizon of well-preserved buildings that make up the Queen City Business District. At the Queen City Museum, Doctor Athena Nikos finished her day in the office, but instead of heading home, she slipped off to the roof unnoticed. It may have been the good doctor who went to the roof, but a few minutes later it was the city’s favorite daughter, White Owl, who flew off that roof. The heroine didn’t have far to go when she saw the flashing blue light on the First National
:iconWhite0wlsuperheroine:White0wlsuperheroine
:iconwhite0wlsuperheroine:White0wlsuperheroine 19 29
Mercy vs ManniQueen 1 of 9 :icondangerguy01:Dangerguy01 33 90 Mercy vs ManniQueen 2 of 9 :icondangerguy01:Dangerguy01 51 55 La Mole comic con Marzo 2017 - ADAM HUGUES !!!!! :icondrakeford:DRAKEFORD 6 0
Mature content
have fun :iconsinnada87:sinnada87 6 0
Mighty Woman to the Rescue! -IRAY- :iconmercblue22:mercblue22 16 15
Mature content
Hyper Girl in action :iconakizz:akizz 33 44
Mary Ann Stretching :iconladydreammaker:LadyDreamMaker 102 27

Groups

Activity


Mature Content

This content is intended for mature audiences.


or, enter your birth date.*


Month

Day

Year*
Please enter a valid date format (mm-dd-yyyy)
Please confirm you have reviewed DeviantArt's Terms of Service below.
* We do not retain your date-of-birth information.
Chicos, chicas, ya están disponibles las figuras coleccionables de CAMPEONAS DEL RING!

¡TOTALMENTE ARTICULADAS!

¡PINTADAS A MANO!

Además...¡El cuadrilátero oficial de Campeonas del Ring! Divertite haciendo luchar a tus Campeonas favoritas en el ring de plástico resistente. 

Son un producto de Montana Toys. Garantía y calidad.

¡COLECCIONALAS A TODAS, SE AGOTAN!

(Brooke y Tabby se venden por separado.)

ATLÉTICA

Atletica Action Figure by VILLAFREAK

JUANA LA FABULOSA

Juana La Fabulosa by VILLAFREAK


BROOKE ANGEL

Brooke Definitivo by VILLAFREAK

TABBY

Tabby Definitiva by VILLAFREAK

CELESTE LA COLEGIALA
Celeste La Colegiala Definitivo by VILLAFREAK


JESSICA V

Jessica V Definitivo by VILLAFREAK


NIKITA LA SUPER SOLDADO SOVIÉTICA

Nikita Definitivo by VILLAFREAK


BELLEZA ESPACIAL


Action Figure Belleza Espacial by VILLAFREAK

EL RING OFICIAL DEL PROGRAMARing Definitivo by VILLAFREAK


NOTA:

En los 80, He-Man era un éxito, y sus juguetes se vendían como pan caliente. Entonces, hubo un programa de lucha libre (que también era un éxito) que lanzó la línea de muñecos de sus luchadores, utilizando los moldes de las figuras de HE-MAN, como pueden apreciar en la foto: s-media-cache-ak0.pinimg.com/o…  www.gunaxin.com/wp-content/upl… Entonces para hacer las figuras pensé en usar un mismo molde para todas como hicieron los amigos de Plastirama, pero me pareció mas entretenido y dinámico usar diferentes siluetas, y tratar de que se ajusten lo más posible a mi personaje; por ejemplo, en el caso de Belleza Espacial, Atlética, Robochica y algunas más (en proceso) usé la misma figura porque este grupo de luchadoras tiene notorias similitudes físicas, mas no podía usar la misma silueta para Celeste o Mei, por ejemplo. Entonces fui recolectando figuras que me sirvieran para Nikita, para Celeste, etc...el resultado es desprolijo, soy un desastre usando photoshop pero me divertí mucho, y estoy siguiendo con las que faltan :D

 
Llegaron las figuras de accion
Tabby es de Tramusser

Brooke y Jessica V es de Nasbak Cryman
Loading...

Mature Content

This content is intended for mature audiences.


or, enter your birth date.*


Month

Day

Year*
Please enter a valid date format (mm-dd-yyyy)
Please confirm you have reviewed DeviantArt's Terms of Service below.
* We do not retain your date-of-birth information.
PARTE 2

"A-A-A-A-A-A-A-A-A-A-A-A-A-A-A-A-A-A-A-A" Orlena, reina de Femis, diosa y madre de Patriótica, se encontraba muy lejos de su elegante y fantástico palacio de cristal, con sus súbditos complaciéndola con lisonjas y ofrendas y cómodamente sentada en su majestuoso Trono Alado. Por el contrario, se hallaba en una húmeda, sucia y oscura fábrica abandonada, con un hombre torturándola y humillándola, y amarrada incómodamente con gruesas cadenas de embarcaciones.


"No chilles tanto, diosa de las tetas grandes, esto no es nada comparado a lo que te harán cuando te tengan ellos. Yo sólo quiero divertirme un rato, pasar una buena tarde con vos..." El Zorro comenzó a explorar el fuerte muslo de la reina cautiva, subiendo su mano lentamente por la pierna hasta llegar a su redondo y carnoso glúteo. 


"¡NO VUELVAS A TOCARME!"


El héroe de sombrero y antifaz le dio un fuerte apretón en la nalga, disfrutando la sensación de tener esas carnes entre sus dedos. Orlena protestaba y le ordenaba que la deje, pero por supuesto que él no hacía caso. "Sé que es difícil asumir una paliza de un simple mortal como nos llamás, pero no estás en posición de ordenar nada, puedo hacer lo que quiera hasta que llegue la gente de Azulgaray." Explicó, acariciándole libremente el sólido culo. "Mmm...qué lindo culo Real!"


"Debes sentirte orgulloso de tenerme así. Disfrútalo, porque la situación está a punto de cambiar". La voluptuosa monarca de Femis miró a lo alto, y luego comenzó a invocar sus poderes: sus manos estaban atadas, pero podía hacer uso de su corona para crear el poderoso rayo. "¡Dioses Alados, exijo que el Fuego Dorado consuma a este ser inferior!" Hizo un movimiento hacia adelante con la cabeza, pero nada ocurría. 


"JAJAJAJAJAJA. Rubia, los zorros son muy listos, y yo también. ¿No habrás sido tan ingenua de pensar que iba a capturarte y dejar esa arma nuclear en tu cabeza, verdad?" El Zorro revisó la parte de atrás de su cinturón, y sacó la poderosa corona de Orlena, arrebatada mientras ella dormía. "Vamos, dame el crédito, ¿soy o no soy astuto?" Preguntó.


Orlena apretaba sus dientes. "Lo eres, claro que lo eres...¡pero tu astucia va a desaparecer cuando tu cabeza se desprenda de tu mortal cuerpo! ¡TÚ NO TIENES DERECHO A TENERME ASÍ, SOY UNA RAZA INMORTAL, Y TÚ NO ERES NADA!"


"Bla bla bla...no tolero más tus gritos. En realidad, quiero escucharte gritar, ¡pero de dolor!"  Entonces volvió a relucir la picana eléctrica, alejó el taparrabos de su vista, y la apoyó justo sobre la entrepierna de la diosa; no era necesario apartar una prenda tan liviana como esa tela frontal de forma cuadrada, pero al Zorro le entretenía ver esa zona tan íntima haciendo contacto con su arma.


TZZZZZZZZZZZT!


"A-E-E-E-E-E-A-A-A-A-E-E-E-E-E-E-E-E-E-E-E!" La corriente pasaba por su inmortal vagina y le estremecía todo su fibroso y curvilíneo cuerpo. Su figura estatuaria temblaba como una gelatina.


"Así está mejor, tus gritos de dolor son más divertidos, sobre todo cuando son entrecortados por la electricidad." ("A-A-A-A-A-A-A-A-A BA-BA-ST-A-A-A-A-A-A-A!") Apuesto a que en ningún otro lado te trataron de esta forma. Bueno, bienvenida a la Tierra".


"A-A-A-A-O-O-O-O-OO!" 


TZZZZZZZZT!

"OH-OH-OH--OH-OH-NO-O-O-O-O-O-O-O-O-O-O-O-O-O-O-O-O!!!"


Sus dientes crujían, sus cabellos dorados, largos y atados con una media cola se desordenaban ligeramente, y sus pezones se habían endurecido y permanecían erectos debido a la tensión, sobresaliendo sobre la tela blanca de su top. Los músculos abdominales se le delineaban a la perfección, cada fibra del abdomen era visible gracias a la rigidez de todo su cuerpo.


"Asombroso. Por tu cuerpo están pasando voltios y voltios, y todavía estás consciente, podrías darle luz a una central eléctrica. Debés durar mucho en la cama, habría que probar". La vivacidad de El Zorro contrastaba con la expresión adormilada y shockeada de la reina Orlena, a pesar de que dejó de torturarla, su cuerpo aún temblaba, sus ojos se cerraban por momentos y gemía de dolor con su cabeza baja.


"Probemos..." Insistió El Zorro, metiendo la mano por debajo de taparrabos y acariciando la castigada vagina de la agotada diosa.


"¡No...me toques!" Gritó iracunda, como si ese manoseo la hubiera reavivado, pero incapaz de alejarse de esa mano que exploraba su deseado sexo.


"Quiero ver ese culo bien de cerca". Dijo El Zorro, tomándose la libertad de agarrarla de la cintura y colocarla de espaldas a él. Apartó la fina tela blanca que caía sobre su perfecto trasero, y se encontró con un par de nalgas espectaculares que se presentaban orgullosamente erguidas, bien firmes y cinceladas: era una escultura. "¡Pero qué lindo culo, Majestad! Apuesto a que muchos de sus esclavos desean tocárselo". El Zorro apretó con ambas manos los cachetes inmortales de Orlena, sintiendo esa carne suave y abundante entre sus dedos. "Cientos de años y tiene un culo así, mucho mejor que algunas de veintitantos." El héroe de los humanos bajó su cabeza. "No voy a besarte los pies, pero te voy a dar una chupada de culo..."


"NOOO!!!" Orlena sintió la lengua de su captor moviéndose entre sus nalgas, descubiertas, apenas un hilo transparente cruzaba entre ellas. "¡Ni siquiera imaginas el castigo que tendrías en mi planeta por esta deshonra! Noooooo!" La reina sacudía el culo, pero El Zorro la tenía donde él quería, con su cara hundiéndose entre esas montañosas nalgas enormes y erguidas.


"Vamos, Orlena", continuó, llevando sus manos a los enormes pechos de la indefensa diosa, "olvidemos todo esto, seamos una pareja, gobernemos, vos como reina, yo como rey en Femis. Tengamos un hijo..."


Los besos en el cuello no eran desagradables, a pesar de ser un mortal, de hecho, los estaba disfrutando. Pero la reina Orlena poseía algunas cualidades, entre ellas una inmensa inteligencia, y un orgullo arrasador. "¡ALEJA TUS MUGROSAS MANOS DE MI CUERPO, MORTAL! No vas a gobernar, el Trono Alado es para las Femis, y mucho menos daré a luz a un híbrido entre tu defectuosa humanidad y mi perfección. Por mis venas corre Icor, por las tuyas la burda sangre humana, jamás me uniré a un mortal". Orlena no se lo dijo, pero ella advertía las intenciones de los humanos. No era muy difícil saber que El Zorro odiaba a la monarquía, y se lo hizo saber cuando le dijo que en este país no hay familias reales. Por lo tanto, su intención era arrebatarle el trono a ella. Por otro lado, desea tener un hijo para saciar su sed de sexo con Orlena, y además engendrar un semidios que lo ayude a hacer justicia; al menos, lo que él considera justicia. Suena poco práctico, rebuscado, por momentos romántico y utópico, pero eso era lo que pasaba por la cabeza de El Zorro, y la reina lo sabía. Ella, por su lado, jamás estaría con un mortal, menos con uno que la humilló tanto.


"Está bien, ahora vas a entender que al Zorro no se lo rechaza. Viniste con tu soberbia a exigir que te rindamos pleitesía, y a ordenarme que te bese los pies y pida perdón. Acá, en este planeta, la única que va a pedir perdón sos vos, por histérica, por engreída y por quemarme con esa corona". El Zorro descargó una tremenda patada en la entrepierna de la reina, que la dejó con la boca en "O" y torciéndose de dolor.


"Ooonnnhhh!!!"


Juntó sus piernas más de lo que estaban, presionando los fuertes muslos uno contra el otro. 


"¿Qué pasa, reina, extrañás estar sentada en el trono dando órdenes?" Rió El Zorro, y resopló cuando escuchó que le sonaba el celular. "Señora Azulgaray, ¿cuál es el problema? ¿Que van a retrasarse? No hay problema, esperaré. Creo que ella no se va a ir a ningún lado. ¡Psst! Orlena, ¿querés hablar?" Orlena lo miró sin comprender. "No sabe lo que es un celular."


"Zorro, recordá: si las cosas se complican, usá eso que te preparamos". 


"No se preocupe, ni siquiera me hizo falta." Cortó y, como lo hizo anteriormente, deslizó un: "Vieja de mierda". Se acercó a Orlena y le acarició el dorado pelo largo. "No me confundas, yo no tengo nada que ver con esta gente que te quiere muerta, o viva, pero experimentando con vos, no sé qué es lo que quieren ni a donde van a llevarte, porque no me lo dicen, ni me importa. Si fuera por mí, te llevaría conmigo a mi casa y la pasaríamos genial. Pero me prometieron una medalla de héroe, es algo a lo que no puedo negarme."


"Ustedes, los humanos, con esos propósitos vacíos...dile a esa señora Azulgaray que acaba de firmar su sentencia de muerte al meterse conmigo. Tenía pensado encarcelarla, pero ahora quiero su cabeza en una pica. ¡¿Me oyó?! ¡SU CABEZA EN UNA PICA EN LA ENTRADA DE MI PALACIO!" El Zorro la miraba azorado: la reina Orlena le gritaba a su celular apagado.


"Tranquila, no hay nadie en la línea" El Zorro sonrió y le dio tres palmadas al trasero hermoso de la diosa encadenada. "No dejo de sorprenderme lo duro y grande que lo tenés. Soy Personal Trainer, espero no venga una alumna a pedirme tener este culo, porque va a ser imposible." Las palmadas se volvieron caricias con movimientos suaves y  circulares, pasando por todo ese terreno de nalgas enormes y desnudas. Pero el celular volvió a interrumpir. 


"La put...hola. Sí, está todo bien, encadenada y lista para ser entregada. Hola...no la escucho bien...espere que salgo..." El Zorro, refunfuñando, salió de la fábrica en busca de mejor señal. Orlena estaba harta de estar encadenada, manoseada,  golpeada, besada y torturada por ese humano que la recibió en la Tierra con descargas eléctricas, gases y golpes. Vio la única esperanza que tenía de escapar de allí: su corona, fuente de poder de ella y de todos los dioses de Femis, depositada en el suelo, reluciente entre tanta sombra y humedad. "Debo hacerlo en voz baja, o él me escuchará", pensó con desconfianza, esta vez reconociendo al Zorro como una amenaza. Entonces miró al cielo y empezó su catarata de palabras. "Dioses Alados...compartan su inmenso poder para que la corona regrese a mí...Gloriosa corona a mí...gloriosa corona a mí...gloriosa corona a mí..." Susurrante, miraba fija la tiara de oro, concentrada y al mismo tiempo preocupada de ser descubierta. Pero El Zorro estaba discutiendo a los gritos sobre el retraso de su condecoración.


"Gloriosa corona a mí..." La corona dio un silbido y se acomodó en la frente de Orlena. Miró con decisión los eslabones que mantenían sus brazos atados hacia arriba, y lanzó un destello dorado contra estos, destrozándolos. Bajó la cabeza y descargó otro rayo contra las cadenas de sus tobillos. Cortadas como con lava, las cadenas cayeron al piso, desarmadas y desunidas.


"No lo puedo creer, esta vieja de mierda que..." El Zorro había terminado su conversación, y seguía maldiciendo las noticias, pero se quedó petrificado al ver que la verdadera mala noticia del día era ver que la reina Orlena estaba de pie, libre y dispuesta a lanzar toda su ira contra la humanidad, o al menos contra él, por lo pronto. "No...puedo...creerlo".


Orlena gruñía como una fiera, extendió su musculoso brazo hacia él y lo señaló: "¡TÚ!"


El Zorro se abalanzó sobre ella valientemente, lanzando un certero puñetazo, pero la valentía y la fuerza de voluntad no son suficientes para derribar a la diosa, aún con su energía mermada por el constante castigo que El Zorro sometió a su escultural y eternamente joven cuerpo. Orlena bloqueó el ataque con su mano, y la bofetada al brazo del Zorro lo hizo girar sobre sí mismo, sólo para volver hacia la colérica reina y recibir una potente trompada en el estómago. 


"UUUMMPPP!!!" El Zorro cayó de rodillas con la horrible sensación de que una decena de boxeadores hubiera golpeado su vientre al mismo tiempo.


"¡Levántate, mortal!" Exclamó la rubia alta y poderosa, tomándolo del cuello de la capa y obligándolo a ponerse de pie. "Voy a arrancarte las extremidades, y las colocaré en cada casa de tus jefes y aliados humanos, empezando por la de Azulgaray. ¿Qué prefieres que le enviemos, un brazo?"


Una dolorosa palanca hizo crujir las articulaciones del brazo del Zorro. "¡AAAHH!" Instintivamente, le dio una patada en el grueso muslo torneado. Si bien no la dañó, le sirvió para alejarse de ese implacable castigo. "No puedo perder tiempo, si la dejo que me ataque, esta histérica va a romperme todos los huesos de verdad. Tengo que atacar yo, no debo darle tiempo a rodearme". Reflexionó, y esperó el siguiente ataque, alerta, enfocado, viendo que el puño de Orlena se acercaba hacia él. Y sorprendiéndola, esquivó el ataque moviendo la cabeza hacia un costado, y se colocó detrás de ella. Su capa dorada era bastante gruesa, sin embargo, flexible y liviana. La tomó con ambas manos, le dio una vuelta sobre el cuello de la voluptuosa reina rubia, y apoyando el pie sobre su marcada espalda, tiró fuertemente de ella.


"Agh...ajjj...¡¡¡AGHJJJJJJJKK!!!" Los ojos azules de la diosa y reina de Femis se abrieron con horror, sus fuertes brazos de bíceps marcados se sacudían desesperadamente, al igual que sus enormes pechos, moviéndose de lado a lado vigorosamente mientras El Zorro aplicaba más y más presión para asfixiarla con su propia capa. Al héroe de sombrero, capa y sunga negra se le dibujó una sonrisa al ver que la hermosa madre de Patriótica caía de rodillas. "¡Te tengo, vaca real!" Celebró, pero la reina no claudicaba aún, más bien todo lo contrario: una inesperada fuerza dentro de ella se hizo evidente cuando sus brazos comenzaron a tirar de la tela dorada para aislarla de su cuello, y con un grito atronador, impulsó al Zorro con la capa lejos de ella, haciendo que este caiga de espaldas y se reincorpore rápidamente dando una vuelta carnero.


"Agh...ah...buen intento, mortal". Dijo, agitada y ofendida por dejarse tomar de sorpresa por aquel hombre, una vez más. Apoyó sus manos sobre sus largas piernas y lo miró con esos ojos azules que penetraban a los del Zorro. "Pero está claro que nadie, ningún humano, puede vencer a una diosa. ¡YO tengo un lugar de privilegio en el Panteón, YO dirijo a un planeta entero hacia la victoria, YO soy alabada por miles de civilizaciones...TÚ eres un simple y mediocre hombre, que soñó con la idea de derrotar a un dios para vanagloriarse junto a sus pares, y acabas de darte cuenta de que es imposible, y que el precio por tu irreverencia será la muerte, ahora mismo". 


El Zorro vio a Orlena dar un espectacular salto, despegando ambas piernas del suelo y descender con sus rodillas hacia adelante contra su cabeza. El impacto fue inevitable, cayendo tumbado al piso con el pesado cuerpo de Orlena sobre su pecho, pero esto no era todo: la voluptuosa y estatuaria reina de Femis se recostó a un lado y envolvió la cabeza del Zorro entre sus poderosos y fibrosos muslos.


"Aaannn...no...naagh!" El Zorro apoyó sus manos sobre esos cuádriceps perfectamente tonificados y gruesos como los de una atleta olímpica, tratando de separarlos de su cabeza, pero era una misión imposible: esas piernas eran dos robles inamovibles.


"Esta es la forma en la que voy a cortar tu cabeza, para dárselo a la gente que quería condecorarte." Explicó, segura de su victoria. Pero El Zorro apenas podía oírla: sus oídos estaban taponados entre esas increíbles piernas que cada vez apretaban con más fuerza. Empezó a escuchar zumbidos, y un mareo que anunciaba la pérdida del conocimiento. Al menos, moriría con su cara a cinco centímetros de la entrepierna de la reina, pues su cabeza había quedado debajo del taparrabos; una envidiable imagen que deseaba llevarse al otro mundo, sin dudas: esos muslos que, debido a su perspectiva, parecían gigantes, a ambos lados de su cabeza, y frente a él, el ínfimo, pequeño y revelador triángulo dorado que componía la parte frontal de su hilo dental.


"¿¡Pero de qué muerte estoy hablando!?" Pensó, con su incesante mareo y el zumbido atravesando su cabeza. "Todavía tengo el arma de la vieja de mierda". Aunque quizás ya sea demasiado tarde para usarla...¿o no?


El Zorro tanteó ciegamente su cinturón, y escondido detrás de su capa se hallaba el arma más importante, y la había encontrado. De pronto, Orlena vio que su derrotado rival sujetaba algo abollado en su mano, y trató de no darle importancia, pero inmediatamente, todos sus sentidos se hallaban confundidos y alterados. Sin razón alguna, su curvilíneo cuerpo empezó a temblar como si una fuerte gripe la hubiera atacado. ¿Gripe? ¿A una diosa? No sabía por qué, pero se vio forzada a liberar la cabeza del Zorro de entre sus fuertes piernas, y alejarse de él lentamente, aún sentada y con su desnudo culo apoyado en el sucio suelo de la fábrica, sin poder apartar la mirada de ese bollo. ¿Qué era?


"Uhh..." El Zorro movió el cuello de lado a lado, como si se hubiera despertado de una larga siesta. "Ahora me hiciste enojar". Y la respuesta no tardó en llegar: esa tela abollada era un largo guante que el Zorro colocó en su brazo derecho, y le llegaba hasta el bíceps.


"¿Qué...qué...qué?" Orlena se apartaba horrorizada, su mirada ya no era la de una reina autoritaria, sino la de una nena asustada.


"¿Estuviste durante horas hablando sin parar, y ahora se te traba la lengua?" Bromeó El Zorro, recuperándose poco a poco de los mareos y las náuseas. Entonces se puso de pie, mientras Orlena seguía en el piso, cubriendo su cara con el brazo extendido. "Sí, Orlena, sabés lo que es esto, es un simple guante, pero bañado en...Cristal Marok".


La reina Orlena dio un alarido típico de las películas de Terror.


"Es un material increíble, se adhiere a todo". Continuó El Zorro, orgulloso de su guante, flexible y suave, pero con el poder de destruir superheroínas.  pero más orgullo le generaba ver a la reina Orlena a sus pies, asustada e indefensa. "Vamos a probarlo", dijo, y le conectó una trompada a la bella cara de la diosa de ojos azules.


"Ayy...!" Cayó como una bolsa de papa al piso, sin oponer resistencia. Empezó a arrastrarse para alejarse de ese terrible poder que se encontraba en las manos de su peor enemigo en la Tierra, pero su cuerpo no respondía como debía, se encontraba como ralentizada. El Zorro abrió su mano y le dio una sonora nalgada en el firme culo que se presentaba parado, como esperando recibir un ataque.


"AAAAAAHHHHHH DIOSEES!!!" 


El héroe, aliado de Azulgaray, estalló en una carcajada al ver la reacción de Orlena ante la nalgada, retorciéndose en el piso como si millones de hormigas hubieran entrado dentro de su cuerpo, con su nalga enrojecida y bamboleante por el golpe. "No es tan fácil como creías, ¿verdad, vaca real?"


Optó por darle una trompada en el trasero, haciendo que ambas nalgas bailoteen. Orlena cayó de boca al piso, humillada y derrotada.


"Dioses...alejen eso de mí..." Continuó con su patética huida, arrastrando sus rodillas y sus codos, pero El Zorro no iba a dejarla. La cogió de su larga cabellera rubia y la levantó, amenazándola con su puño cubierto por el guante de Cristal Marok.


"Sabemos que el Cristal Marok es mortal para ustedes. La vieja me contó que no sólo al usarlo contra ustedes, es decir, no necesitan entrar en contacto con el material, que de sólo mirarlo, ya las debilita, les anula la fuerza, la resistencia. Yo creí que era otra mentira de esa vieja de pelo en forma de casco de motociclista, pero tenía razón, puedo comprobarlo ahora..."


Orlena gemía de dolor y trataba de escapar, pero El Zorro la tenía bien sujeta del pelo, como si fuese una presa. "Ahora, como te dije antes, la que va a pedir perdón sos vos, rubia. Vas a disculparte por haberme hecho perder el tiempo, por intentar escapar, por golpear mi hermoso cuerpo, por gritarme, por intentar matarme. Por osar haberte metido conmigo. Vamos, quiero escuchar a una reina orgullosa pedirme perdón." Le dijo, mirándola a los ojos con una sonrisa.


"No...jamás...suplicaré...ni pediré perdón...a un humano..." La voz de Orlena sonaba débil y lejana. El dominante Zorro insistió una vez más, en esta ocasión envolviendo el erecto pezón de la reina entre sus enguantados dedos de Cristal Marok, y retorciéndolos dolorosamente. 


"AAAAAAAAAYYYYYYYY!!!" La indefensa y abrumada diosa de Femis echó su larga cabellera hacia atrás y dio brincos de dolor, chocando sus tacos aguja en el húmedo suelo repetidamente, mientras oía la voz del Zorro hablándole directamente al oído: "¡Pedí perdón, vaca con coronita!"


Orlena, quizás por primera vez en su extensa vida, se quebró ante un ser infinitamente más débil que ella. "¡Está bien!"


"Jajaja. Es increíble lo que logra este Cristal Marok. Pero vamos a hacerlo bien: ¡De rodillas, Majestad!" Exclamó excitado, y se apresuró a encender la cámara del celular y grabar la humillación final de la diosa de otro mundo.


Con una mirada de odio y desesperanza, la temible e inmortal reina apoyó sus dos rodillas en el piso y bajó la cabeza, bajo la atenta mirada del Zorro. "Yo, Orlena, reina de Femis, quiero pedirle perdón por los percances que le haya provocado a usted, Zorro." Abochornada, incapaz de suplicar de la manera en que lo estaba haciendo, hizo una pausa y suspiró, pero El Zorro colocó su puño delante y la obligó a seguir. "No debí meterme con usted, y ahora estoy pagando el precio. No quise faltarle el respeto, ni golpearlo, ni insultarlo. Le pido perdón, señor, tenga piedad hacia esta insignificante mujer".


"Levantá la cabeza". Ordenó El Zorro, y al hacerlo, los preciosos ojos azules de Orlena encandilaron el lente que la filmaba: de rodillas, totalmente sometida ante un simple mortal y mirando a la cámara. "Ahora pedile perdón a todos los hombres por llamarnos simples mortales y esas estupideces".


"Pido perdón a toda la humanidad, estoy muy arrepentida de haber actuado así." La expresión de la preciosa monarca inmortal era la de una mujer indefensa y desvalida, en la grabación ya no transmitía esa seguridad y autoridad que demostró ante El Zorro, antes de ser completamente derrotada.


"¿Vos querías que te bese los pies, verdad? En ese delirio de divinidad y ser superior, me quisiste obligar a besarte los pies, cosa que nunca ocurrió. Por el contrario, la reina va a besarme justo...ahí". El héroe de sombrero y capa negra se señaló el frente de la sunga. La reina Orlena no toleraba este giro tan abrupto en su vida, pero sabía que no tenía opción si quería seguir viviendo. Suspiró y acercó su cara a la entrepierna del Zorro, que se presentaba con un creciente bulto. Cerró los ojos y le dio un largo beso.


"Ohh,sí". El Zorro puso las manos en su cintura y movió la cadera hacia adelante; ese beso real lo estaba disfrutando muchísimo, por muchas razones. "Eso es..." La reina dio unos besos más, y luego ladeó su cabeza, sumamente avergonzada. 


Con una eterna sonrisa grabada en su rostro, El Zorro cesó la grabación, archivo fundamental para hacerse con el título de Héroe de Ciudad Omega, aunque consideró que esa última escena podría editarla, y guardarla para su uso personal.


Orlena amagó con levantarse, pero El Zorro acercó su guante hacia ella, amenazante. "¿Quién te dio la orden de levantarte? De rodillas, Majestad."


"Disculpe..." Murmuró la diosa debilitada y sumisa, y permaneció en esa denigrante posición.


"¿Sabés montar a caballo? Yo soy muy buen jinete". Orlena no comprendía. Pero inmediatamente, El Zorro se sentó sobre la musculada y definida espalda de la reina y la tomó del largo pelo rubio. "Y me parecés una buena yegua para ser montada".


"Oh, no, eso no por favor..." Suplicó, con el hombre encima suyo, pero un doloroso ardor en su trasero le hizo comprender que sus patéticas súplicas eran inútiles. 


"ARRE!"


"AAAAAAHHHH DIOSES ALADOOS!"


Orlena, reina de Femis y diosa del Panteón, superpoderosa e inmortal, había sido reducida a un caballo cuyo jinete la torturaba con fuertes nalgadas para que esta no pierda el ritmo. 


"¡Arre!"


"OOOWWWW!"


CHAS!


Los chirlos dolían como si una galaxia estallase entre sus nalgas. Los glúteos firmes y perfectos de esta mujer hermosa de cientos de años se revolvían y se agitaban como en un video de Twerking.


CHAS, CHAS, CHAS!


"¡Arre!"


Con cada nalgada, Orlena lanzaba un desgarrador alarido y su cuerpo se contorsionaba de dolor. Pero seguía cabalgando, con sus rodillas arrastrándose por todo el piso hasta recorrer toda la fábrica, y al finalizar, un último azote en sus carnosas nalgas le hizo perder el conocimiento; Así es, una diosa de increíble poder desmayada a nalgadas.


Cayó con el rostro contra el piso, la boca abierta y su culo ardiendo...literalmente. El Cristal Marok había dañado su carne, dejando humo y ampollas en aquellas nalgas de piel suave.


"Eso es, Zorro. Acabás de superarte a vos mismo: hiciste suplicar a una diosa, y la castigaste hasta desmayarla. ¿Eso me convierte en un dios? ¿Acaso soy el dios de la justicia y castigador de las vacas perdedoras como esta?" Pensó, riendo y apoyando su pie sobre el inerte cuerpo de Orlena, triunfante y supremo.


"Ey, al fin vinieron". Dijo, viendo que unos hombres de traje se acercaban a él, y detrás de ellos, la mismísima señora Azulgaray. "Hola señora. Es irónico, porque ella vino a encarcelarla a usted, y enjuiciarla según el designio de los dioses, sin embargo, fue ella la que terminó capturada."


La mujer de edad avanzada se acercó y la miró desde arriba con profundo desdén, una arruga entre las cejas se le formaba al ver a la hermosa y escultural reina con su taparrabos apenas cubriendo su cola, y su capa desplegada en el suelo, con sus largos cabellos desordenados y sus fuertes piernas al desnudo.


"Llévensela. No tiene idea de lo que le espera". Dijo a sus hombres, y uno de ellos la cargó sobre su hombro. Entonces se dirigió al Zorro con una mirada más agradable. "Zorro, te agradezco enormemente este trabajo. Mañana mismo arreglaré tu condecoración en la plaza principal. Les contaré a los ciudadanos sobre el peligro que representa esta mujer, y su intento frustrado de aniquilar a la raza humana".


"Pero ella nunca dijo que quería aniquilar..." El Zorro oyó muy bien cuando Orlena le dijo que su propósito era capturar únicamente a Azulgaray.


"Necesitamos exagerar la realidad y que la gente tema de estas diosas que vienen del cielo, de otro modo será difícil que te consideren un héroe". Irrumpió. El Zorro encogió los hombros. "Si esta vieja de mierda necesita exagerar, que exagere. Yo sólo quiero ser el Héroe de Ciudad Omega, y mañana se me va a cumplir". Reflexionó.


FIN 

 


Mature Content

This content is intended for mature audiences.


or, enter your birth date.*


Month

Day

Year*
Please enter a valid date format (mm-dd-yyyy)
Please confirm you have reviewed DeviantArt's Terms of Service below.
* We do not retain your date-of-birth information.



Patriotica By Nasbak Cryman-db1krg4 by VILLAFREAK


"Oh, Oráculo Ojo de Halcón, legado de los Dioses Alados, permite que mi poder y los tuyos se conjuguen para ver más de lo que cualquier ojo puede ver."


Planeta Femis, un lugar ridículamente alejado de nuestra Tierra, sin embargo, cada vez más cerca. La Reina Orlena, madre de Tanya,  conocida por los hombres como Patriótica, no concilió el sueño por días. Una amenaza ensombrecía su descanso, y su desarrollada percepción centró sus preocupaciones en aquel planeta, el nuevo hogar de su hija. 


El Oráculo era una larga vara de plumas duras y metálicas, con un círculo en forma de ojo gigante en la punta. Los poderes de ambos se conjugaron, y efectivamente, la reina Orlena no se equivocaba: el ojo gigante le mostraba varias imágenes, entre ellas un depósito de balas en una fábrica abandonada; esta diosa con poderes sobrehumanos no se conmocionaría por ver un depósito de armas vulgares en el planeta Tierra, el problema era que esas balas estaban estaban hechas...¡de Cristal Marok!


El mineral que vuelve débiles y vulnerables a las Femis, quizás lo único que puede matarlas. ¿De dónde sacaron todo eso? El Oráculo Ojo de Halcón no respondió, pero le mostró a Amanda Falcón, la Secretaria de Seguridad e Información, la lugarteniente de la señora Azulgaray, dirigiendo los cargamentos dentro del depósito.


"Humanos gusanos y miserables". Dijo a regañadientes. Se dirigió a la sala del Trono Alado y tomó asiento. Alrededor suyo se encontraban los súbditos y Darla, su otra hija.


"Voy a hacerles pagar la osadía de intentar un ataque contra nosotras. Los mortales tienen municiones de Cristal Marok, para utilizar contra Tanya, y luego contra nosotras. La decisión está tomada: iré a la Tierra, tomaré a la señora Azulgaray como prisionera, la juzgaré y la encarcelaré en nuestro planeta, con nuestras leyes divinas". Un "Hurra" virulento se oyó en toda la sala. Implacable como sexy, la reina de ojos azules y cabello dorado sonrió, y esa misma tarde, viajó hacia nuestro hogar.


"Gobernadora Bellucci, ha llegado un mensaje de último momento. Creo que va a interesarle". Un asistente irrumpió en la oficina de la sensual y madura morocha. Un correo decía que los aviones y radares detectaron una extraña actividad en el cielo, que podría tratarse de otra alienígena de la especie de Patriótica.


Pasaron algunas semanas de incertidumbre, hasta que aquel día,  el ventanal de la Gobernación se iluminó como si el sol se hubiese acercado a la ciudad. Boquiabierta, Malena Bellucci vio un rayo dorado que se estrelló sobre el asfalto, para luego dar a conocer la silueta de una mujer que definitivamente no era de este mundo.


"¿Qué caraj...?" Tapándose la boca ella misma para mantener la solemnidad que requiere su cargo, la atractiva Gobernadora no daba crédito a lo que sus ojos negros reflejaban. Bajó rápidamente las escaleras para recibirla en la puerta principal.


"¿Gobernadora Bellucci?" La mujer tenía una voz y un tono de hablar ligeramente autoritario, decidido. En cambio, la morocha asintió con su cabeza. "Soy Orlena, Reina de Femis y madre de Patriótica".


Orlena llevaba su indumentaria real, que era una mezcla entre la grandeza y elegancia monárquica propias de los relatos fantásticos, y la escasez de prendas de una guerrera. Usaba una larga capa dorada, que se confundía con sus cabellos, atados con una media cola. Los ojos podrían confundirse con el propio cielo, azules, penetrantes. Era una diosa, y su cuerpo así lo indicaba: muy alta, llena de curvas y músculos tonificados como una atleta olímpica: la Gobernadora tenía pechos grandes, pero los tamaños mamarios de madre e hija extraterrestre la superaban ampliamente. Sus piernas torneadas, kilométricas, esas caderas grandes, la cintura de avispa y el culo erguido y enorme le recordaban increíblemente a su gran amiga Patriótica. Y el uniforme destacaba su estatuaria figura dejando al descubierto sus marcados abdominales y sus fuertes piernas de poderosos cuadriceps, pues llevaba un sugerente taparrabos blanco con bordes dorados hecho de una fina tela, que le cubría su parte frontal, a duras penas protegía sus rocosos glúteos, y viéndola por los laterales daba la sensación de encontrarse desnuda. La longitud del taparrabos llegaba apenas a la mitad de sus muslos, tanto atrás como adelante, y por los lados, mostraba carne sin ningún tipo de verguenza. Encima de este portaba un grueso cinturón de oro, con una esfera dorada en el centro, y otras más pequeñas una al lado de la otra. Luego venía ese abdomen que la Gobernadora envidiaba sanamente, plano, con cada "cuadradito" delineado perfectamente. Y la parte de arriba la componía un top blanco, escotado, con bordes dorados, al igual que sus botas de tacos altos por debajo de la rodilla y sus brazaletes. Tenía el cuerpo de una diosa, y por supuesto, como todas las reinas, llevaba una corona de oro con una esfera azul en su centro. De pronto, Orlena miró hacia sus costados y mostró un gesto de desaprobación, como esperando algo. Entonces reiteró: "Como dije, soy la REINA Orlena".


Tan inteligente y perceptiva como bella, la señora Bellucci entendió la indirecta, y les hizo un gesto a todos indicándoles que debían arrodillarse, tal y como hizo ella. Un poco más satisfecha, Orlena continuó: "Lamento no haber avisado con anticipación sobre mi visita, lo cierto es que no avisé ni a mi hija, pero esto no podía esperar." La sensual diosa de Femis caminó con paso firme hacia la Gobernación, avisándoles que ya podían ponerse de pie. Malena Bellucci vio la capa dorada volar, y frente a sus ojos, la parte posterior del taparrabos blanco que se agitó ligeramente con el viento, exhibiendo sus increíbles nalgas desnudas que se tensaban y se relajaban alternativamente con el paso, y volvió a su lugar; por supuesto el hecho de que vuelva a su lugar no impedía que los glúteos permanezcan parcialmente desnudos.


"Consulté al Oráculo. Hay un depósito de municiones de Cristal Marok, a algunos kilómetros de aquí. En cualquier momento pueden usarlo contra mí, o contra Patriótica. Yo soy la única que puede destruir esas armas, ni siquiera Tanya puede. Mi misión es anular ese armamento, y llevarme a los responsables para que sean juzgados por la Justicia Real de Femis. Usted se imagina quién es la responsable."


"Disculpe, Majestad. Pero necesitamos una prueba para poder actuar, tiene el permiso de destruir esas municiones, pero no puede llevarse a un ciudadano, por más responsable que sea. Aunque esto me da náuseas: Azulgaray está armada para una guerra, es una sediciosa dispuesta a todo". 


La reina Orlena se le arrimó con ese ritmo seguro y cuasi altanero, sus brazos musculados cruzados sobre su pecho, enfatizando el tamaño de sus enormes tetas que se juntaban una contra otra. "Es precisamente por eso que vine sin aviso previo, ni prensa, ni súbditos. Nadie debe saber que Azulgaray será enviada a mi planeta y juzgada. Sé que usted es una mujer noble y honesta, pero le aseguro que necesitamos ser radicales contra estos rebeldes humanos. Yo voy a encargarme de que sean castigados, como reina y diosa de Femis".


Malena Bellucci se convenció. Sin el financiamiento de Azulgaray a los medios de comunicación, y sin ella en su camino, su reelección sería más sencilla. Además, ahora la odiaba con todo su ser al saber que cuenta con armas tan peligrosas. "Por favor, no la lastimes". Imploró.


Orlena sonrió. "No voy a aprovecharme de la fragilidad de una mortal, pero si quiere una celda adecuada, antes deberá besarme los pies y jurarme lealtad. Así somos en mi tierra". Hemos conocido la increíble fuerza de Orlena nalgueando a nuestra heroína llamada Patriótica, pero...¿será eso suficiente para desbaratar los planes de la señora Azulgaray?


Toc...toc...tap...


Los finos y largos tacos de aquellas botas doradas hacían eco en la fábrica náutica abandonada que indicó el Oráculo Ojo de Halcón. Había charcos de agua, ratas escabulléndose, máquinas abandonadas y restos de embarcaciones, pero ni un solo indicio de que las balas se encuentren allí. La reina Orlena cerró sus azules ojos.


"Estúpidos e inferiores humanos...creen que pueden ocultarle cosas a una diosa". Entonces, comenzó una catarata de oraciones. "¡Oh, Eterna energía de Femis, dame el poder para descubrir lo que se oculta!" La sexy MILF Real de pechos grandes como los de su hija, alzó el puño y con una violenta trompada al piso abrió una grieta en el cemento, creando un profundo pozo en el medio de la fábrica. El temblor duró unos segundos más, y Orlena vio con satisfacción que debajo de ella, en ese pozo creado por la divina fuerza de su puño, se encontraban las balas hechas con Cristal Marok.


"Tengo que pulverizarlas..." Sintió un ligero mareo al entrar en contacto visual con esas balas, pero decididamente, dio dos pasos hacia atrás y adoptó una posición erguida, con su firme culo hacia atrás y su cabeza inclinada hacia adelante. "YO, LA REINA ORLENA, PROTECTORA DE FEMIS, CONVOCA A TODAS LAS FUERZAS ALADAS PARA ACABAR CON ESTA INMUNDICIA".


Luego de un grito agónico, una resplandeciente luz dorada apareció en el centro de su corona, hasta convertirse en una bola de poder. Sus brazos estaban tensos y con sus bíceps entumecidos y duros, marcados por la tensión. Con otro grito de guerra, lanzó esa onda de energía contra las balas.


FFFFFUOOOOOOOOOOOOOOMMMMMM!!!


Los alaridos y los rayos dorados proyectados contra las armas parecían no cesar, y al cabo de una hora de constante ataque, esa energía se disipó. Orlena se acercó al pozo y confirmó que esas balas ya no servían, el poder divino las había destrozado hasta volverlas inútiles.


"Lo...hice..." Gimió débilmente, de rodillas, agitada y con su voluptuoso cuerpo escultural temblando. Pero aguerrida como todas las Femis, se irguió lentamente, y ya se encontraba se pie, con sus sexies tacos de esas impecables botas de oro contrastando sobre la suciedad de esa fábrica náutica abandonada. Para recuperar sus energías, la rubia madre de Patriótica formó un aura dorado desde el centro de su corona, que envolvió todo su curvilíneo y estatuario cuerpo, y se metió dentro de ella en forma de humo. "Así está mejor".


Pero el silencio del lugar se interrumpió con la sonrisa de un hombre entre las sombras. "Estoy asombrado. Fascinado es la palabra más correcta".


Orlena volteó y vio a un hombre de sombrero adornado con una pluma, tatuajes, capa, antifaz y una inapropiada sunga negra. Sin darle mayor importancia, se encogió de hombros y contestó: "Es lo que les sucede a todos los mortales cuando ven a una diosa como yo. Ahora, te ordeno que te retires, no pedí ningún encuentro con ningún humano, debo terminar algunas cuestiones que no te incumben, y están más allá de tu limitado conocimiento". 


"¿Limitado? Uh, eso dolió." El extraño hombre recorría con la mirada el majestuoso cuerpo de Orlena, prácticamente le estaba besando las piernas con sus ojos, lamiendo ese increíble culo firme con sus ojos, y chupando aquellas tetas enormes y colgantes con sus ojos. "Pero estás equivocada, rubia con melones, sé más de lo que vos pensás".


La reina Orlena abrió sus azules ojos con indignado asombro. "¿Cómo te atreves a dirigirte así a una reina, mortal insensato? ¡Claramente no sabes quien soy, y por menos que esto he pulverizado a mis enemigos! ¡DE RODILLAS, INFERIOR MORTAL! Arrodíllate y te concederé la misericordia de los dioses, si no..."


"¡Eso! Sos la reina Orlena, monarca de Femis". El Zorro sacó una libreta frente a los ojos de la sexy y voluptuosa diosa.


"¿Cómo...sabes eso?"


"Sé mucho más, todo gracias a la investigación de la mujer que me envió. Sé que sos la madre de Patriótica, que tenés poderes sobrehumanos, una fuerza increíble. Em...dejame ver..." El hombre de sunga revisó las notas. "Tu comida favorita: Néctar. ¡Ja! Eso es lo que comen ustedes los dioses, ¿no? Néctar de los dioses, sí, algo de Mitología estudié. Bueno...yo tengo mi propio néctar, si querés, podés probarlo. Edad: cientos de años. ¡Mierda!, te conservás bien, mejor que Mirtha Legrand. Lo que no me dijo esta persona, es lo buena que estaba la reina".


"¿Quién te envió?" Los ojos de Orlena despedían fuego.


"La señora Azulgaray. Ella vio que yo tenía cierta experiencia venciendo superheroínas, entonces se contactó conmigo para que me hiciera cargo de una cuestión muy importante: la llegada de una diosa. Ella tiene contactos entre la gente de la Gobernadora Bellucci, y le pasaron el dato. Entonces decidió actuar. Si lo consigo, me gano una condecoración como Héroe Ilustre de Ciudad Omega".


"Buen intento, mortales insensatos. Pero sus balas de Cristal Marok fueron destruidas por la gracia de mis poderes divinos. ¿Cómo osaron pensar que podían detener lo inevitable? Te doy una oportunidad más: Besa mis pies, o vas a terminar encerrado en las celdas de Femis junto a la mujer que te envió". Orlena flexionó su espectacular pierna tonificada, y acercó su pie cubierto por la dorada bota de tacos altos hacia este hombre desconocido.


"Jajajaja. Orrrlena, ¿lo dije bien? Ok. Orlena, mi nombre es EL ZORRO, y estoy acá para capturarte y llevarte con la señora Azulgaray. Así que esta tarde voy a divertirme un poco, nunca le pateé el culo a una reina, este es mi debut."


Sí, el mismísimo Zorro estaba dispuesto a pelear contra la mismísima reina Orlena, madre de Patriótica, que rió más fuerte que El Zorro: "JAJAJAJAJAJA." Y luego, volvió a la seriedad y al ceño fruncido de siempre. "Somos una raza guerrera y divina de miles, y miles y miles de años. Llevo en el Trono Alado combatiendo durante SIGLOS. He vencido demonios, dioses y monstruos. He acabado con doscientos Yaggrats con el poder de mi corona...¡Todos a la vez! Y de pronto, un insignificante mortal, cuya principal característica es enfermar y morir, osa interponerse en mi camino, faltarme el respeto y desafiarme. ¡Los humanos son como hormigas para nosotras, y voy a aplastarte como tal! Pagarás tu blasfemia con sangre..." La voz de Orlena sonaba como un potente trueno, pero El Zorro bostezaba ante tan pesado discurso. Negó con la cabeza.


"Con razón Azulgaray las odia...¡Son insoportablemente ególatras!" El Zorro dio unos pasos adelante, mirando fijamente a su sexy rival. "Yo no creo en diosas, y acá en Argentina no tenemos Familias Reales, así que voy a patearte ese hermoso culo sin remordimientos, y voy a bajarte de ese pedestal en el que estás".  


El hombre atlético de capa negra y torso tatuado corrió hacia la escultural mujer de escasa ropa blanca y dorada, y atinó a darle una trompada en la quijada, pero Orlena corrió ligeramente su bello rostro, y tomó el puño con su mano, mientras que con la otra, lo cogió del cuello.


"Agh..."


Enfatizando cada letra, la reina Orlena lo miró con sus azules ojos y con desdén dijo: "Mortales", lanzándolo lejos. Los talones de El Zorro se deslizaron por el suelo, y su espalda terminó chocando contra la pared. "¡Inferiores y mortales humanos!" La diosa de cabellos dorados y tetas enormes dio un salto recto con la rodilla levantada, y le estrelló la cara con esta. 


El sombrero de El Zorro salió volando con el impacto, mientras él aterrizó de boca al piso. Giró alarmado al sentir la presencia de la diosa cerca suyo, y efectivamente, Orlena lo miraba desde arriba, como quien mira a una cucaracha, fijándolo contra el piso con su fino taco contra su pecho.


"Uf...de acá le veo todo". Murmuró, disfrutando la posibilidad que le daba la perspectiva desde allí, de poder observar debajo del taparrabos de la reina. "¡Qué hembra!" Dijo, ignorando la paliza, y subyugado por el ínfimo hilo dental dorado que cubría la parte más íntima de la madre de Patriótica.


"Ahora...besarás mi pie, te arrodillarás ante tu reina y rogarás mi compasión. Entonces quizás te deje vivir en la torre de mi palacio, como mi esclavo personal, considera eso un regalo divino."


Era fuerte, sin dudas, más fuerte de lo que El Zorro pensaba o imaginaba. El pie contra su pecho era como una extensa pila de discos de pesas de gimnasio que le impedía moverse. A regañadientes titubeó: "Está bien..."


Con una sonrisa triunfante, la Reina Diosa le permitió despegar la espalda del suelo. Colocó sus manos sobre la desnuda cadera y elevó su pie derecho, esta vez le clavó el taco contra el muslo. El Zorro se estremeció por el ligero dolor punzante,  se puso de rodillas y envolvió ese delicado pie cubierto por esa brillante bota de oro entre sus manos. Agregando anticipadamente otro nombre más a la lista de enemigos que logró dominar, alzó la vista al cielo y comenzó con un nuevo sermón altisonante: "Soy una reina magnánima, pero tampoco puedo liberar de castigos a quien haya ofendido el honor real, nosotras..."


El Zorro daba una disimulada mirada suspicaz, advirtiendo que la exuberante reina rubia de cuerpo tallado se encontraba hablándole a los dioses, mirando al cielo y compenetrada en su propio discurso. Acercó su cara a la punta de la bota, y con la suavidad de los depredadores más sigilosos, cerró su puño, con la otra mano levantó la parte frontal del taparrabos para enfocar su objetivo, exhibiendo a la reina con ese diminuto hilo dental, y le conectó un fuerte puñetazo en la entrepierna. El extenso discurso de la reina fue cortado como con una espada afilada de puro dolor.


"...durante siglos, los dioses hemos OOOOOOOOUUUUUUUHHH!!!"


La reina Orlena se llevó las manos a la castigada zona, con su cuerpo contraído de dolor, casi terminando en cuclillas.


"Casi me rompo un nudillo, ¡esta mina tiene una vagina de acero!" Dijo El Zorro, frotándose el puño. "Pobre de tu novio..."


"Unhhh..." Con sus piernas juntas y las manos contra su entrepierna, Orlena trataba de recuperar el aliento. Pero El Zorro vio la oportunidad y no la desaprovechó: la sexy e increíblemente voluptuosa reina se encontraba doblada de dolor, con el majestuoso, redondo culo erguido.


CHAAS!!!


"Eyyy!!!" La firme nalga desnuda de Orlena se sacudió ligeramente por el chirlo, El Zorro le había dejado su marca, y no era la Z precisamente, sino el contorno rojizo de su palma. "Humano inmundo, ¡VAS A PAGAR ESTO CON TU MUERTE!"


"El culo también es duro, la próxima vez me pongo una armadura antes de nalguearte".


Orlena se frotó el cachete, algo impropio en una reina que gobierna un planeta entero. Tomó aire y se recuperó del inesperado golpe bajo. El Zorro no deseaba ser golpeado otra vez por esa mujer, entonces tomó las riendas del asunto y la tomó por detrás, envolviendo su cuello en una Llave de Sueño. La reina gruñó iracunda, trabó sus fuertes brazos tratando de alejar el antebrazo que le oprimía el cuello,  exhibiendo esos femeninos músculos tallados a mano, esos bíceps redondeados y los tríceps sobresaliendo. El Zorro mantenía un agarre firme, pero más firme aún se estaba poniendo su virilidad al pegar su cuerpo tan cerca del de esa mujer rubia y de curvas soñadas; mientras la sujetaba, Orlena se sacudía, y el culo sólido se refregaba sobre su miembro, y lo único que había entre el miembro de El Zorro y ese perfecto trasero era la tela de la sunga, y la sedosa tela del taparrabos, que por el fragor de la batalla, por momentos, flameaba para todos lados y la desprotegía completamente.


"Es irritante, autoritaria, soberbia, malhumorada, habla mucho...¡pero qué buena está!" Reflexionó el hombre de sombrero y antifaz, y su creciente erección le daba la razón.


La mantuvo todo lo que pudo, pero ciertamente, la fuerza y destreza de Orlena era inmensamente superior, y lo demostró separando los brazos de El Zorro de su cuello, y ejecutándole un codazo en el centro del estómago que lo dejó sin aire.


"Tonto humano...atreviéndose a levantarle la mano a una diosa, a frotar su aparato reproductor...ahora sufrirás la cólera de Orlena". El Zorro se encontraba de rodillas, y vio que la fuerte y esculpida pierna derecha de la reina se apoyaba sobre su hombro izquierdo, para luego envolver su cabeza alrededor de ella y presionar la cara entre sus piernas.


"Ughhhh...bruja de mierd...Ghhaaahh!" La pierna de Orlena era una boa enroscada en la cabeza de El Zorro, que se debatía con el rostro aplastado contra la entrepierna de la sensual pero temible diosa, y una fuerte presión en la nuca debido a esa poderosa tijera a la cabeza ejecutada magistralmente: de pie, empleando la fuerza de una sola pierna. Era una posición totalmente dominante. 


"¡No dejaré de apretar hasta que no vea tu cabeza rodando por este asqueroso suelo!" Amenazó, y parecía ser cierto, la presión en la cabeza era cada vez más insoportable, lo único gratificante para El Zorro iba a ser morir con su cara enterrada en el pubis de una diosa de otro planeta. Pero no iba a dejarse ganar, para él, ella era sólo otra mujer, y la trataba como tal. Desesperado por buscar una escapatoria, movió sus manos descontroladas alrededor de las piernas de Orlena, sintiendo la solidez de sus cuádriceps y la tentación de esa cadera desnuda. Entonces, llegó al culo, exploró con sus manos las firmes y redondas nalgas, y entonces metió el dedo entre ellas, bien adentro.


"¡NOOO!" Los ojos azules de la hermosa reina se abrieron como platos. ¡No iba a permitir que un mortal la penetrara de ninguna manera! Pero la distracción fue suficiente para que El Zorro descargue uno de los mejores golpes de su carrera: un violento gancho a la mandíbula de la estatuaria y altísima mujer rubia. 


Orlena tambaleó, dando pasos hacia atrás. Entonces, su cabeza comenzó a descender, hasta que sus ojos se fijaron en los de el mortal que le metió un dedo en el culo, y aún se recuperaba del ahorcamiento provocado por esa espectacular pierna. Con horror, vio que de la palma de la mano derecha de la monarca más sexy que jamás haya conocido se iluminaba una bola dorada que crecía en tamaño.


"Creo que estoy jodido..." Dijo, con las manos en la garganta, y antes de que pudiera hacer algo, la colérica reina le lanzó una poderosa onda de energía dorada contra su cuerpo. Esa materia lo rodeó, y entró dentro de él.


"AAAHHHHHH!!!"


Y al cabo de unos segundos, estalló dentro suyo, iluminándolo como una estrella.


KABOOOM!!!


"Ah...ah...¿mamá, sos vos?" El Zorro era una silueta humeante con la mente confundida. Orlena caminó hacia él, encolerizada, con sus tacos chocando el piso como las agujas de un reloj, su capa dorada volando hacia un costado, la parte delantera del taparrabos flameando como un trapo y dejando ver ese ínfimo triángulo dorado que cubría su inmortal entrepierna, sus largos cabellos dorados ondeando y esos magníficos pechos gigantes bamboleándose con el movimiento de su caminata.


"¡Este es tu fin, humano frágil e inservible!" Exclamó la reina, y miró al cielo. "¡Antepasados míos, concédanme todo el poder del Fuego Dorado, aliento de los Dioses Alados, para pulverizar a esta hormiga, y destruir TODOS sus átomos, que no quede ni el recuerdo de su elemental e insignificante vida!"


Esta vez, era el centro de la corona lo que se iluminaba, y desde la esfera azul, surgía una nueva manifestación de energía dorada, esta vez mucho más poderosa y más grande. Atontado y con su cuerpo ardiendo, El Zorro realizó una última jugada antes de que ese rayo de oro lo impacte: revolvió la cartuchera de su cinturón, y arrojó lo primero que pudo tomar: era una pastilla de un potente gas, y al entrar en contacto con el suelo, comenzó a disiparse a los pies de Orlena. La diosa, a punto de lanzar el poder, comenzó a marearse, y el Fuego Dorado fue a parar al techo de la fábrica, destruyendo todo y perdiéndose en el cielo.


"¿Qué...qué es esto...? Coughh, COF, COGHH!" Sorprendida, tomada por sorpresa, Orlena aspiraba todo ese gas, era tan abundante que El Zorro tuvo que abandonar el lugar, pues la nube verdosa había copado todo. No recordaba contar con un arma tan peligrosa, pero agradeció a la vida tenerla en ese momento. Miró la entrada del lugar, y verificó que se haya ido el humo. Caminó lentamente y vio a la reina Orlena, aún consciente, de rodillas.


"Oh, Majestad, aún sigue con ganas de pelear. Voy a darle el gusto entonces." Enojado por los golpes recibidos, El Zorro quería finiquitar este encuentro con gloria. La atrapó en un candado al cuello, envolviéndola con su brazo, y disfrutando de ver cómo la reina sacaba la lengua y tosía patéticamente.


"Akk! Agh! Cauff!!!" Sacudía sus fuertes brazos, pero lentamente cayó ante el intrépido y suertudo Zorro. Sus ojos azules se cerraron y su tentador cuerpo provisto de curvas y músculos se desplomó en el suelo. El hombre de antifaz y sombrero se felicitó a sí mismo. Pasó la mano por el largo pelo rubio de Orlena, explorando su presa. Recorrió sus piernas y acarició ese culo desnudo y sólido. Se levantó y puso el pie encima del culo de la derrotada diosa.


"Hola, ¿señora Azulgaray? Va a tener que acelerar el tema de la condecoración, porque ya tengo a la reina en mi poder, como me lo pidió." Dijo, sujetando su celular.


"Te felicito, sabía que podía contar con vos. Sos una pieza clave en esta guerra. Mantenela atada hasta que la vayamos a buscar. En esa fábrica náutica hay cadenas de anclas, amarrala con ellas, va a ser difícil que logre romperlas, pero te sugiero que la mantengas débil, estresada y alerta para que no pueda emplear todo su poder para liberarse."


"Entendido". Al cortar, El Zorro murmuró: "Vieja de mierda".


Con la ayuda de la maquinaria abandonada allí, el héroe de esta historia logró rodear las manos y piernas de la colérica y sexy diosa con enormes cadenas de resistentes y gigantes eslabones. Sus fuertes brazos hacia arriba, unidos por las muñecas, y sus tobillos unidos uno al otro por la fuerza de la cadena. La reina Orlena despertó luego de que El Zorro le arrojara cerveza en la preciosa cara, y lo primero que vio fue a su peor enemigo en la Tierra sentado cómodamente, con la botella de cerveza en la mano y una imperturbable sonrisa. La diosa de ojos azules gruñó y tiró de las cadenas, tensó sus musculados brazos y volvió a gritar, pero las ataduras eran demasiado fuertes, y ella estaba débil. Entonces, cayó a la realidad: La reina Orlena, considerada diosa a honrar por muchas especies, fuerte, hermosa como nadie y poderosa, había sido derrotada, humillada y reducida a una cautiva por un simple hombre de treinta y tres años, sin poder alguno. Dio un rugido de rabia e indignación:


"AAAARGGGGG!!!"


"Tranquila, Majestad. Mucho reina, mucha capa de oro, muchos rayos de colores, mucha teta, mucho culo, muchos abdominales, pero te cagué a palos. Por cierto,  la vieja Azulgaray me dijo que te mantenga estresada, en alerta y débil. Así que eso es lo que voy a hacer". El Zorro se regodeaba por esta épica victoria, quizás una de las mejores: había vencido a una reina de otro mundo, a la mujer más altanera que jamás haya conocido: El hombre que venció a una diosa. Eso debe decir su lápida.


"Tú...TÚ...miserable humano, has osado enfrentarme..." Las cadenas manteniéndola atada y de pie la volvían más sexy.


"Y te gané".


"Oh, si." Orlena negaba con la cabeza, indignada por la inesperada derrota. "Pero no va a volver a ocurrir, te lo aseguro, maldito insecto pasajero. ¡Desátame en este instante o conocerás la verdadera cólera de los dioses!"


"Ya la conocí, y no te bastó para ganarme, reina culona." El Zorro se levantó de su silla y volcó toda la cerveza en la cabeza de Orlena como un insulto a su realeza, mojando todo su estatuario cuerpo y haciendo que su tela blanca y dorada se vuelva casi transparente. La diosa, madre de Patriótica, jadeó con estupefacción al ver que le corría el top, sacaba sus tetas al aire, y se las chupaba sin contemplaciones. 


"¡NOO, CÓMO TE ATREVES A HACERLE ESO A UNA REINA!" El Zorro rodeaba los pezones rosados con su boca, mientras esas gigantescas tetas se movían para todos lados, agitadas y rebotando como pelotas.


"Es que esta cerveza es riquísima." Luego de lamerle toda la cerveza de los pechos, le acomodó el top y sacó una picana eléctrica. "Como dije, voy a mantenerte débil, estresada y alerta, para que no puedas escapar nunca..." Orlena atinó a alejarse de esa arma con cierto gesto de temor, pero en cuanto esta entró en contacto con su tonificado y esculpido abdomen, la expresión de dolor con sus ojos bien abiertos no pudo disimularla.


"AH-A-A-A-A-A-A-A-A-A-Y-Y-Y-Y-YDIO-O-O-SE-E-E-SA-A-LA--A-A-DO-DO-DO-DO!"


Su cuerpo se estremeció violentamente, agitándose con fuertes espasmos, sus enormes tetas se agitaban para todos lados y sus nalgas eran una marejada, al igual que sus piernas tensas y duras que se encontraban rígidas como una piedra.


¿Podrá la diosa escapar de las garras de El Zorro?


Continuará...

-------------------------------------------------------------------------------------------------------------


Ya saben, humanos. Si quieren conquistar a una diosa inmortal, prueben con invitarla a cenar un poco de Néctar de los dioses. Aunque no sé qué será más complicado, si conseguir ese néctar, o soportar a Orlena durante toda la noche, gritando y discurseando por cada cosa que note incorrecta para sus costumbres ancestrales.

 

Mature Content

This content is intended for mature audiences.


or, enter your birth date.*


Month

Day

Year*
Please enter a valid date format (mm-dd-yyyy)
Please confirm you have reviewed DeviantArt's Terms of Service below.
* We do not retain your date-of-birth information.
LoveS-l1000 by VILLAFREAK



 Tara/Victoria cumplió 46 años el 10 de Febrero, pero por alguna razón no podía subir fotos nuevas al Stash, y no encontraba las que ya tenía. Hace unos días me percaté que se había solucionado, y decidi darle un merecido homenaje a esta luchadora y culturista cuyo cuerpo cincelado me ha servido de inspiración para muchas de las Campeonas del Ring, y otras tantas superheroínas.

En 1997, ganó la Espn Fitness America Series. 
 Fitness by VILLAFREAK
En 1999, segundo pueso en el evento Fitness de Nueva York.

12328230 1054580337949096 970266664 N by VILLAFREAK

2928bb20fc2c91fa399f5b844fa0bbd7 by VILLAFREAK
7ac2f7d465c67f5e529d61c33b2d8956 by VILLAFREAK


Luego se fue 2 veces Campeona de la WWE.
BGCnTlzCIAAHUp- by VILLAFREAK633503153 by VILLAFREAK
51 by VILLAFREAK

Lisa Marie Varon 2012 04 13 by VILLAFREAK


Lisa-Marie-Varon-57 by VILLAFREAKEe7e392b6bf7a878ee821d32e213af9f by VILLAFREAK

Lisa-marie-varon by VILLAFREAK

Quisiera ser iguana ;) (Wink) 
Lisa-marie-4 by VILLAFREAK

Vic by VILLAFREAK

Además de su increíble belleza, siendo una luchadora profesional con verdadera fuerza y destreza, se deja vencer por rivales menores para posar en fotos, o dentro del mismo ring, como en el caso de la política estadounidense, Nancy Pelosi, que obviando su inexperiencia dentro de la lucha, e ignorando el status de campeona de Victoria, le aplica un fuerte candado al cuello:

Sin ttulo2 by VILLAFREAK

O esta otra: 

2701 1080339980692 7221898 N by VILLAFREAK

Además, se besa con otras luchadoras: Sin ttulo by VILLAFREAK

Y por si esto no fuera poco, Victoria se esmera en enamorarme aún más, pues tiene un costado nerd/freakie muy genuino: fan de Death Note, Star Wars, y podemos verla junto al gran Stan Lee:

Stan Lee And Victoria by VILLAFREAK

Spidey Victoria by VILLAFREAK

Lisa Marie by VILLAFREAK

Por todo esto, Victoria es inspiradora para mí :)

Mature Content

This content is intended for mature audiences.


or, enter your birth date.*


Month

Day

Year*
Please enter a valid date format (mm-dd-yyyy)
Please confirm you have reviewed DeviantArt's Terms of Service below.
* We do not retain your date-of-birth information.
Mujer Buho By Julienmissial-daytm4b by VILLAFREAK


"¡Despierten, gordas remolonas!"

La voluptuosa Mujer Búho y su sexy compañera conocida como Ruiseñor, abrieron lentamente los ojos. Aún le dolía la espalda por el "matafuegazo" recibido. 

"Oh...Ruiseñor...me temo que nos han...capturado". Se lamentó, llevándose la mano a la espalda. 

"Sí, las cagamos a palo y las capturamos. Parece que llevar espectaculares capas, máscaras negras que infunden terror y mallas llamativas no sirven de nada. Nosotras, vestidas como personas normales, les ganamos a ustedes con sus disfraces y sus símbolos...y sus cinturones". Maca, la chica de pelo bien corto, sujetaba el Búhocinturón con sus múltiples accesorios.

"Muy inteligente. Me arrebataste el cinturón, sin embargo, no lo necesitamos para reducir a tres adolescentes problemáticas. No nos tomarán por sorpresa esta vez, ni tendremos compasión."

"Así se habla, Mujer Búho." Asintió Ruiseñor, apoyando las manos en sus caderas. "Otra cosa que demuestra su inexperiencia: ni siquiera nos han atado. Somos libres de darles una Búhopaliza ahora mismo". 

"No lo creo, pelirroja". Maca chifló, y desde la oscuridad apareció un chico, de no más de 17 años, muy gordo y con acné en su rostro. Tenía una remera negra, con una sexy imagen de Mujer Búho y Ruiseñor estampada en el frente; ellas, espalda con espalda, sus glúteos desnudos tocándose entre sí, con los puños en alto y una sonrisa orgullosa. Maca le apuntó con el arma en la cabeza.

"¿Qué es esto? ¿Quién es él?"

"Búho culón, estamos en nuestra...digamos, base secreta. Es una casa abandonada, en la que nos juntamos todos los Viernes para emborracharnos, fumar porro y de vez en cuando, traer algún chico. Es nuestro segundo hogar. Hoy es Viernes, así que tenemos otra gran noche también, pero esta será mucho más divertida...¡porque tenemos a Mujer Búho y Ruiseñor! En cuanto a él, es un ñoño fracasado de nuestro colegio. Es tan fracasado, que es fanático de ustedes, así son todos sus admiradores: granosos, gordos, vírgenes, se masturban 10 veces por día."

"No nos importa tu desdén hacia las personas que nos ven como una esperanza contra el crimen". Contestó Ruiseñor.

"¿Esperanza contra el crimen? BUAJAJAJAJAJA. ¿Acaso creen que a esta bola de grasa le interesa eso? Él ama verlas en culo por la calle, con esas mallas apretadas mostrando los pezones a través del traje, le gusta ver cómo los villanos les hacen cosas en esos cuerpos de porno stars. Es un pervertido. Pero su presencia tiene un fin: es nuestro rehén, y si no hacen lo que les decimos, este gordo obsesionado con las superheroínas se muere."

Sin el cinturón, no había manera de efectuar un ataque de larga distancia, estaban rodeadas por esas tres adolescentes, que amenazaban con asesinar a un pobre chico inocente. 

"Obedecemos...por un tiempo. Hasta que encontramos la forma de desarmarla y liberar al chico. Entonces les espera una Búhopaliza memorable a estas mocosas". Susurró Mujer Búho con su voz distorsionada.

Entre risas, hostigaban al pobre gordo. "Dale, decinos, ¿con quién te masturbaste más veces, con Supermamá o con Mujer Búho?"

"No voy a responder..." El muchacho trató de parecer valiente frente a las dos mujeres que admiraba.

"¡Más vale que lo hagas, o te hago un agujero en la cabeza!" Maca no estaba mintiendo.

"Con...con Mujer Búho. Sobre todo esa vez en la que Magnolia la atrapó y le metió toda clase de plantas en...su cuerpo". Respondió el gordo, mirando de reojo a la homenajeada.

"Quiero agregar que yo estaba bajo el influjo de las feromonas de Magnolia...por eso me dejé penetrar por todo tipo de plantas. Prácticamente, me convirtió en su perra". Mujer Búho trató de proteger su dignidad, aunque no pareció lograrlo contando esos detalles.

"Sí...estuvo buenísimo...vi ese video 60 millones de veces..." El gordo sacudió la cabeza y se dio cuenta de que estaba hablando en voz alta. "¡Quiero decir que fue horible! Vi el video 60 millones de veces para odiar a esa desquiciada de Magnolia". El simple hecho de recordar ese suceso, y la increíble imagen de Mujer Búho a metros suyo, con su cuerpo de curvas imposibles, tetas enormes y culo grande, hizo que el chico obeso presentara una marcada erección.

"Bueno bola de grasa, retené esa leche que hoy es tu día de suerte, porque vas a ver a Mujer Búho y a Ruiseñor convertidas en las perras de nosotras. Porque si no lo hacen..." Maca presionó la sien del chico con la pistola.

"¿Qué querés de nosotras, delincuente juvenil?" Mujer Búho se agitó, y sus enormes pechos se bambolearon. 

"Nos arruinaron el robo del banco, no pudimos sacar la plata de ahí por su culpa, así que van a tener que remediar eso. Vamos a conseguir la plata, filmándolas a ustedes."

"¿Filmándonos a nosotras?" Preguntó el Dúo Dinámico.

"Sip. Ustedes van a hacer cosas para la cámara, nosotras las filmamos, y venderemos las copias por todo el colegio." Mientras la chica de pelo corto explicaba, la indignada Mujer Búho vio que la rubia de trenza larga acomodaba un trípode y una cámara digital.

"Tomen asiento". Les indicó la chica que usaba dos colitas a ambos lados de su cabeza, señalando un cómodo sillón de dos cuerpos ubicado justo frente a la cámara. 

"Santa exposición pública, Mujer Búho...una vez más, nuestros villanos optan por grabar nuestro cautiverio..." Murmuró Ruiseñor, siguiendo los pasos de Mujer Búho hacia el sillón.

"No desesperes, Ruiseñor, vamos a salir de esta en cuanto podamos. Espero que no nos lleve mucho tiempo esta grabación, ruego que sea un cortometraje estudiantil, y no una película de 120 minutos". Mujer Búho apoyó sus desnudas nalgas encima del suave sofá, y Ruiseñor hizo lo mismo. Ambas se quedaron mirando a la cámara, desafiantes a pesar de tener que obedecer las órdenes de un trío de adolescentes. 

"¿Será una especie de entrevista? ¿Les quieren mostrar a sus compañeros que estuvieron con nosotras? Si quieren puedo contarles cómo comenzó mi carrera superheroica. Era chica, salía del cine y..."

"No, Mujer Búho, tu carrera superheroica me importa tanto como las clases de Matemática. Una vez que se encienda la cámara, quiero que demuestren sus habilidades manuales...una estimula a la otra." Explicó Maca, mientras la rubia prendía la cámara. Mujer Búho y Ruiseñor abrieron la boca escandalizadas ante el pedido.

"¡No seremos sus juguetes sexuales!"

"¡Claro que sí! Además, no te hagas la tonta, que en tu Búhocinturón llevás un increíble vibrador. Ustedes superheroínas, viven excitadas. Ahora, obedezcan". Exclamó Maca, apuntando la cabeza del gordo. 

"Santos videos hot filtrados, Mujer Búho. Seremos la envidia de Brazzers". La sexy pelirroja miró a su compañera y se mordió el labio con preocupación.

"No tenemos opción, Joven Maravilla..." Suspiraron, y oyeron a las chicas: "¡La cámara ya está filmando!"

Mujer Búho apoyó su mano cubierta por el guante negro en el juvenil pubis de su compañera, y lo acarició suavemente. Ruiseñor extendió su brazo y comenzó a explorar la entrepierna de su madura compañera. Su mano pasaba lentamente alrededor de ese pequeño triángulo gris que era la parte frontal del uniforme. Mujer Búho enfatizó sus caricias presionando con un poco más de fuerza la yema de sus dedos sobre la entrepierna de la pelirroja justiciera. 

"Eso es, tóquense, que ustedes lo disfrutan, es sabido que son pareja." Dijo Maca.

"No es cierto, ese es un invento de la prensa amarillista..." Retrucó Mujer Búho, sintiendo la magnífica mano de Ruiseñor contra su sexo.

"Tienen una pinta de lesbianas muy evidente". Insistió la chica de pelo corto, sonriendo al ver a las superheroínas esforzándose por no parecer que realmente lo estaban disfrutando.

"Oh...estás muy equivocada, delincuente juvenil...van a pagar por lo que nos están obligando a hacer..." La respiración de Mujer Búho cada vez era más entrecortada. Al parecer, Ruiseñor se entusiasmó un poco, y su mano de guante verde se deslizó por debajo de la malla de la encapotada oscura, y comenzó a tocarla directamente en su vagina, sin ninguna protección, ningún spandex que funcionara como una virtual barrera entre su mano y la zona íntima de su amiga. Entonces, las cosas empeoraron para Mujer Búho, y ya no podía estar sin menear su cadera de placer, y agitar sus enormes tetas con cada respiración.

"Santas inundaciones, Mujer Búho...ahí abajo está sintiéndose como si hubiera una pileta de natación...ohhhh!" La humedad era evidente entre las piernas de la mujer de cuerpo curvilíneo, tetas gigantes y piernas torneadas. Decidió meter su mano por debajo de la malla verde de Ruiseñor, y aplicar el mismo tratamiento que ella. 

Su boca roja y sus preciosos ojos verdes se abrieron al unísono. Ruiseñor sentía los dedos de su mentora jugando con su apretada y mojada vagina. El pobre gordo fanático del Dúo Dinámico sólo podía mirar con el gesto más desencajado que ningún Meme que circule por Internet podrá igualar; sus heroínas, esas que él tiene en su casa en forma de figuras de acción, posters, DVDs y múltiples videos y fotos en su computadora, estaban frente a él, tocándose la una a la otra, haciendo un esfuerzo sobrehumano por mantener cierta dignidad y no demostrar que les gustaba mucho, pero fallando estrepitosamente a medida que sus caricias seguían sin cesar.

"¡Estoy por estallar!" Dijo, con la voz temblorosa.

"¡Qué asco, lo tiene parado delante de nosotras!" Anunció la rubia de trenza larga, señalando la enorme erección que deformaba su pantalón.

"Por favor, déjenme ir al baño, tengo que aliviarme". Suplicó.

"No vas a ningún lado, mirás el espectáculo hasta el final. Además, todavía falta mucho". Ordenó Maca, presionando el arma contra su cabeza.

El cosquilleo en la vagina de Mujer Búho era intenso. "¡Controlate, controlate, no podés llegar a un climax frente a la cámara como si fueses una actriz porno...¡sos una superheroína! ¡Un símbolo de Ciudad Nocturna! Pero su mano..." Reflexionaba, contorsionándose delante de todos, con sus piernas endurecidas, sus cuádriceps tensos, los pezones erectos sobre su traje.

"¡RECÓRCHOLIS, MUJER BÚHO, VOY A ACABAR!" Ruiseñor, más joven, era más impulsiva. Su perfecto cuerpo comenzó a temblar mientras se echaba hacia atrás con un grito ensordecedor: "AYYDIOSMÍODIOSMÍOAAAYYYYYYYY!!!"

Mujer Búho tampoco aguantó más, el grito de placer de su compañera colapsando a su lado fue el toque final para que ella estalle con un orgasmo fenomenal e interminable. "AAAAHAHAAAHHHAAOOOOOOOOOOOOOOOOOoooOoooOOOOH!!!"

El gordo, Maca y las otras dos chicas quedaron boquiabiertos. Esto había superado sus expectativas.

"Si...si me dejan vivir hoy...juro que les compro una copia en HD de esto". Susurró el fanático de las heroínas de capa, máscara y cuerpos infartantes.

"TODO está grabado, putas emplumadas. Esto va a venderse como pan caliente en la escuela, hasta los profesores van a querer verlo". Maca festejaba su triunfo. Mujer Búho y Ruiseñor recobraban el aliento de a poco, desplomadas en el sillón, con la notoria humedad entre sus piernas, manchando sus icónicos leotardos de tiro alto.

"Esto va a costarte...muy caro." Dijo Ruiseñor, con mechones de su enrulado pelo rojo cayendo sobre su cara.

"See, ya lo creo". Dijo socarronamente la líder de las estudiantes revoltosas y delincuentes. "¿Ustedes las superheroínas no se cansan de repetir siempre las mismas frases y los mismos discursos? Siempre que terminan en una situación complicada y de peligro empiezan con sus: "No vas a salirte con la tuya", "esto va a costarte muy caro". Aburren. Menos mal que tienen buenos culos y tetas, porque de lo contrario, la gente las ignoraría por completo."

Mujer Búho y Ruiseñor se levantaron del sillón y adoptaron una postura orgullosa, con sus pechos erguidos y sus capas detrás de la espalda, aunque sus piernas se encontraban entumecidas luego de estimularse. "Ya nos avergonzaron, ya nos humillaron, nos trataron como objetos sexuales. Ahora liberen al chico". Ordenó la encapotada, con las manos en sus amplias caderas desnudas.

"No. Ahora falta la escena de la lucha".

"¿Qué lucha?" Preguntó Ruiseñor.

"Ya que son superheroínas, queremos que demuestren sus aptitudes de combate, peleando entre ustedes...¡en una lucha en aceite!"

Mujer Búho negó con la cabeza, pero inmediatamente, Maca amenazó con disparar al obeso rehén. "Está bien, está bien. Vamos a luchar".

La chica de colitas a ambos lados de su cabeza quitó la cámara del trípode y la tomó para grabar manualmente, pues iban a necesitar primeros planos de ese combate. Las humilladas e impotentes heroínas enmascaradas vieron que las chicas colocaban una pileta de lona desinflada sobre el piso, y la embadurnaban de aceite. 

"¡Esto es tratar a las heroínas como un divertimento erótico me parece repudiable!" Ruiseñor manifestaba su bronca y descontento, incapaz de detener esta locura.

"Es gracioso que diga eso un par de mujeres con los culos al aire, de mallas apretadas para que se les note todo y que acaban de masturbarse". Contestó Maca.

"Me preocupa que le estemos dando una mala imagen a nuestro joven admirador". Reflexionó la justiciera de capa negra y tetas grandes.

"Oh, sí, él está preocupadísimo también". Maca cabeceó hacia la imparable erección del obeso muchacho.

"Es...es por los nervios". El chico trató de excusarse, y Maca les ordenó que se metan dentro de la pileta de lona. "Tati, Tere, llenen de aceite a esas dos".

La rubia de pelo largo con una trenza se acercó a Mujer Búho con una botella, y lo mismo hizo la chica de las dos colitas con Ruiseñor, dejando la cámara a un lado. Volcaron el aceite en sus manos y comenzaron a pasarlo por los curvilíneos cuerpos de nuestras indefensas heroínas. La rubia llamada Tati envolvió el muslo musculoso y fuerte de Mujer Búho entre sus manos y se deslizó suavemente, hacia arriba y hacia abajo repetidamente, mientras la sexy mujer encapotada repetía incansablemente: "Están en serios problemas".

"Santas manos invasivas..." Ruiseñor se encontró con las manos de Tere, la chica con el pelo recogido en dos colitas, sobre sus pechos juveniles y tentadores, volviendo transparente a la malla roja que los protegía. Y Tere no fue menos compasiva a la hora de explorar el cuerpo de una superheroína: humedeció la palma de sus manos adhiriendo más aceite y lo pasó lentamente por las enormes y desnudas nalgas de Mujer Búho. "¡Esto es ultrajante!" Gimió la justiciera de la noche, sintiendo su culo manoseado por la chica.

"Vamos a necesitar más aceite para rellenar todo esto". Se burló, apretando fuertemente uno de los cachetes, mientras el gordo admiraba ese culo perfecto cuyas nalgas carnosas y firmes brillaban por el aceite. Las gigantescas tetas también fueron empapadas por ese líquido, y manoseadas por esa joven rubia dominante. Los envolvió con sus manos y volcó un chorro encima de ellos.

Una vez que sus cuerpos exuberantes se encontraban totalmente aceitados, se colocaron de rodillas a la lona y se miraron fijamente, con sus rostros enmascarados. Con desconfianza y verguenza, vieron a su lado a Tere filmándolas.

" Ha entrenado con La Liga de las Sombras por años para combatir el crimen en Ciudad Nocturna...sólo para ser derrotada por un par de colegialas. ¡Con un peso de 100 kilos en cada teta, Mujer Búho!" Maca, megáfono en mano, se acercaba a la cámara y realizaba una enardecida presentación, como si fuese el Madison Square Garden.

"Su contrincante es su joven amante. Ella es una hábil acróbata, entrenada por su mentora desde el escapismo, hasta la criminología, las artes marciales, el disfraz, el sigilo...pero sobre todo, la preparó para ser una excelente perra en la cama, capaz de tener múltiples orgasmos en cámara. Tiene ojitos verdes, rizos rojos y un culo fantástico; de hecho, sólo por esas cualidades físicas es amada en esta ciudad, porque sus habilidades como superheroína apestan...con un total de 2000 capturas y 3500 Knockouts...Ruiseñor!"

"¿2000 capturas y 3500 knockouts? Esa cifra está un poco inflada..." Protestó Ruiseñor.

"Ruiseñor, enfócate en encontrar una salida de esto. Lucharemos, pero al mismo tiempo estaremos atentas para encontrar el momento propicio de desarmar a Maca y liberar al muchachito". Susurró Mujer Búho.

"¡A pelear!"

Los cuerpos aceitados de las sensuales superheroínas se entrelazaron y rodaron por toda la lona. La cámara las seguía y no se perdía un sólo detalle, enfocando primerísimos primeros planos de esos traseros al desnudo y lubricados. En el fragor de la infame lucha, el enorme pecho izquierdo de Mujer Búho escapó del traje y emergió orgulloso, y con el pezón erecto y duro.

"Oh...es increíble..." Murmuró el gordo, duro, rígido, viendo esa teta bambolearse y llenarse de aceite.

Mujer Búho se colocó encima de Ruiseñor y le aplastó la cara con sus aceitosas tetas. Su intención era tratar de estirarse para alcanzar la pistola de Maca. Sigilosamente, y advirtiendo que todos estaban con la atención centrada en sus culos brillosos y en la acción misma, extendió la mano hacia la pierna de Maca para tirar de ella y hacerla perder el equilibrio...pero no estaba tan cerca como parecía.

"Mmb...recórcholis...mmpp! ¡Tus Búhopechos me están...mfmm!" La cara de Ruiseñor estaba hundida en el increíble escote de su compañera. 

"¡Lo siento, Ruiseñor!" Mujer Búho reculó, y la Joven Maravilla deslizó su cuerpo sobre el de ella, girando con mucha facilidad y atrapándola con unas tijeras reversas a la cabeza. 

"Aghhh...ahora...trata de alcanzar a Maca...Unghh!" Mujer Búho sufría entre los poderosos muslos de su amiga. Desde su posición, podía ver el famoso culo de Ruiseñor: esas nalgas tan próximas a su rostro parecían gigantes, y se sacudían mientras Ruiseñor se movía para acercarse a la malvada chica de pelo corto. 

Pero lo que se encontraba realmente cerca era la cámara de Tere, con su lente metida entre las nalgas de la Joven Maravilla. 

"¡Santas colonoscopías!" Ruiseñor notó la presencia de esa invasiva cámara contra sus partes más íntimas.

"Jajaja, ahora todos los compañeros de nuestro curso conocerán hasta el útero de Ruiseñor", dijo Tere, la camarógrafa especialista en zoom. Las tetas de Ruiseñor también salieron a la luz al arquearse y estirarse hacia fuera de la lona: al parecer, el aceite no era amigo de sus mallas reveladoras. Sus dos pechos perfectamente redondeados y de pezones rosados se agitaban violentamente con cada movimiento. No eran tan grandes como los de Mujer Búho (de hecho, debe ser muy difícil encontrar pechos tan enormes como los de ella), pero igualmente eran perfectos, y colgaban frente a la cámara que decidió cambiar el plano y posicionarse frente a las tetas de Ruiseñor. 

"Mujer Búho con un pecho afuera, toda aceitada y entre las piernas de Ruiseñor...Ruiseñor con las tetas al aire, toda aceitada encima de Mujer Búho...¡No aguanto más, Ahhhhhh!" Los ojos del gordo rodaron y se pusieron blancos.

"¡No puede ser, este fracasado acabó sin ser tocado!" Gritó Maca. El frente del pantalón del gordito tenía una mancha circular que aumentaba de tamaño.

"¡Ahora, Ruiseñor!" Exclamó Mujer Búho, y la Joven Maravilla dio un salto y le conectó una patada a la pistola de Maca, lanzándola lejos. 

"¡Putas emplumadas!" Maca quiso darle un golpe en la cara, pero Ruiseñor lo eludió magistralmente tomándola del brazo, girando su cuerpo y golpeando el vientre de la adolescente con el codo.

WHAM!

Mujer Búho se encargó de las otras dos. La rubia la tomó por detrás, sujetándola de la cintura, y una vez más apretando fuertemente su pezón izquierdo, esta vez al desnudo.

"Yiaayyyy!!!" Aprovechando el sorpresivo ataque, Tere, la chica de las colitas a ambos lados de su cabeza, dejó la cámara en el trípode, de modo que siga grabando la acción, y castigó a la curvilínea heroína con una trompada en su duro abdomen. "Oof! ¡Serán jóvenes e inexpertas, pero pegan duro!" Reflexionó la sexy justiciera de larga capa negra e intimidante máscara con forma de búho. Pero ni sus ataques sorpresa, ni sus pezones siendo retorcidos, iban a ser suficientes para vencer a una mujer que conoce todas las disciplinas de combate. Alzó sus torneadas piernas y lanzó dobles patadas a la cara de Tere, impactando sus dos tacos contra ella.

POW!

El problema es que Tati, la rubia, aún tenía el duro pezón entre sus dedos, estrujándolo con todas sus fuerzas. Con un gruñido, Mujer Búho tomó la mano de Tati, la alejó de su castigado pecho, la dirigió de modo que quede frente a ella.

"No me hagas daño...sólo queríamos irnos de viaje de egresados..." Suplicó la rubia, pero Mujer Búho estaba harta de las humillaciones sufridas por estas adolescentes, y la durmió de una trompada. Acto seguido, escondió su pecho dentro de la malla. 

"Mujer Búho, ¿estás bien?" Ruiseñor se acercó a ella. "Ya terminé con Maca, sólo nos falta destruir la grabación." Mujer Búho tomó la cámara, pero la soltó inmediatamente.

"No tan rápido, Dúo Pornográfico". Un pequeño detalle: Maca aún poseía el Búhocinturón, y sacó de él un dispositivo metálico en forma de búho.

"¡No, no uses eso!" Chilló la voluptuosa encapotada.

"Por tu expresión, debe ser algo peligroso...veamos". La maléfica adolescente arrojó el dispositivo en el medio de ellas, y de este emergió una nube que las envolvió.

"Es el...cof, cof...Búhogas...oh..." Mujer Búho y Ruiseñor se desplomaron automáticamente, viendo somnolientas entre la nube la borrosa e irritante imagen de Maca riendo delante de ellas.

Había pasado una hora, pero para el Dúo Dinámico sólo fueron unos minutos hasta que recobraron el conocimiento.

"Oh...seguimos acá". Pensó Mujer Búho, viendo a las tres adolescentes mirándola desde arriba. Entonces, se dio cuenta de que no seguían en el mismo lugar: ¡el Dúo Dinámico había sido amarrado a las vías del tren con gruesas sogas! Intentó quejarse, pero se encontraban amordazadas por un pañuelo que cruzaba por sus bocas.

Tere las filmaba con una sonrisa de oreja a oreja, y la curvilínea heroína de malla gris se avergonzaba de mirar a cámara en esa vergonzosa situación, corriendo la mirada.

"Pensamos en cuál sería la forma más clásica de vencer a unas heroínas...y se nos vino a la mente esto. Es un clásico de los villanos atarlas a las vías del tren, así que lo hicimos. Saluden a la cámara, esta es su última misión en la Tierra. ¿Qué se siente que su vida se acabe por un simple grupo de colegialas? Jajajaja".

Tere se agachó y acercó la cámara hacia esos cuerpos llenos de curvas, recorriéndolos lentamente desde sus botas de tacos altos, pasando por sus largas piernas atrapadas por las sogas, sus pechos bamboleándose debido a que ellas luchaban por soltarse de los amarres, y sus rostros que, a pesar de contar con las máscaras, evidenciaban preocupación y pedían auxilio con gemidos del tipo: "Mmgmmp! Mppmm!", con sus horrorizados ojos abiertos de par en par. Forcejeaban con sus brazos atados, gruñían inútilmente...¿sería este el indigno final de Mujer Búho y Ruiseñor? Ellas culminaron su filmación allí.

"Los fanáticos del Bondage amarán esta escena, jajajaja". Maca las saludó anunciándoles que el tren estaba por llegar.

"¡Rayos y centellas! ¿Por qué no nos tocó un tren con demora?" Pensó Ruiseñor.

Pero justo cuando estaban por perder las esperanzas, la silueta corpulenta de un chico acercándose las motivó a pensar que existía una alternativa. Efectivamente, era el gordito con la remera de Mujer Búho y Ruiseñor, con una pose mucho más digna que la que tenían en ese instante. 

"Tranquilas, voy a rescatarlas. Pude arrebatarle tu cinturón a mis compañeras, Mujer Búho. Te amo, sos increíblemente sexy y fuerte". Lo cierto es que no era momento de una declaración amorosa, pero para fortuna de nuestras heroínas, el muchacho empezó a revolver en el cinturón. Mujer Búho cabeceó para que saque una especie de punta metálica y lo use: era un láser, y con este quemó las sogas que ataban los cuerpos infartantes de las heroínas de Ciudad Nocturna.

"¡Gracias!" Ruiseñor le dio un sentido abrazo. Mujer Búho apoyó la mano sobre su hombro, felicitándolo por su valentía. 

"Fuiste el héroe del día". Le dijo.

El joven se alejó luego de esa experiencia inolvidable. Mujer Búho y Ruiseñor partieron con el Búhomovil.

"Impedimos el robo del Banco, liberamos al chico, pero lamentablemente tienen esas vergonzosas filmaciones nuestras". Ruiseñor negaba con la cabeza.

"No estés tan segura, Joven Maravilla. En el momento en que tomé esa cámara, le instalé un microchip. A través de este, podremos borrar todo archivo que contenga dentro."

Mujer Búho tenía razón: al llegar a la Búhocueva, ordenó borrar la filmación, y esa lucha en el barro, los juegos manuales y la imagen de ellas dos atadas a las vías del tren habían desaparecido por completo. Las tres adolescentes se quedarían sin su viaje de egresados, y Ciudad Nocturna volvía a la tranquilidad de siempre.

FIN
Amigos, nos separan dos luchas del evento de Campeonas del Ring que lo llamé: Invasión.

¿En qué consiste?

Ustedes eligen a su propio OC para que se enfrente a una de las Campeonas del Ring. La oponente de su personaje también será decisión suya, ustedes eligen a su representante, al/la representante de su cuenta de Deviant, y también a su rival. Si desean incluir a dos personajes, podría contemplar la posibilidad de hacer un Tag team match, entonces elegirían a dos para enfrentar a otras dos Campeonas.

Este es el listado, el roster oficial de Campeonas del Ring. Las luchadoras no se repiten en el evento, por lo tanto, si el primer comentario de la caja de mensajes elige, por ejemplo, a Rosa, el resto no podrá usarla. La elección oficial se realiza aquí, en los mensajes en el Journal. 

ATLÉTICA




BELLEZA ESPACIAL




BROOKE




CELESTE LA COLEGIALA




ESTEFANÍA MONTANA




JESSICA V




JUANA LA FABULOSA




MEI





MONICA




MUJER BÚHO




MUJER MARAVILLOSA




NIKITA LA SUPERSOLDADO




REGINA LA PORRISTA




ROBOCHICA




ROSA




TABBY




VALENTINA LA MILF VALIENTE




XARA LA GUERRERA DEL FUTURO




HAGAN SUS ELECCIONES!!!


PD: Sinceramente, no sé en qué momento podré finalizar las dos luchas que faltan y empezar con esto, pero de esta forma, conociendo los rivales de cada una, ya puedo ir diagramando la lucha y a sus personajes dentro del mundo de Campeonas del Ring.

deviantID

Comments


Add a Comment:
 
:iconfap77:
FAP77 Featured By Owner 1 day ago
Muchas gracias por el favorito, veo que te han gustado las referencias de mi último relato :D
Reply
:iconfap77:
FAP77 Featured By Owner 2 days ago
Muchas gracias por el favorito, me alegro que te haya gustado el relato y la nueva heroína :D
Reply
:iconsakura-tk-arts:
sakura-tk-arts Featured By Owner Mar 20, 2017  Hobbyist Artist
thx a lot for the watch, it's much appreciated and  ihope you'll enjoy somes of my stuffs ^^
Reply
:iconvillafreak:
VILLAFREAK Featured By Owner Mar 20, 2017
Youre welcome, your artwork is really good! XD
Reply
:iconsakura-tk-arts:
sakura-tk-arts Featured By Owner Mar 20, 2017  Hobbyist Artist
thx a lot ^^
Reply
:iconfap77:
FAP77 Featured By Owner Mar 12, 2017
Muchas gracias por los favoritos, aunque como menciono, solo son bocetos que me ha pasado el artista para ver si estaba bien así el personaje ;)
Reply
:iconfap77:
FAP77 Featured By Owner Mar 8, 2017
No pensé que te gustaría la portada del último relata, me alegro que te haya gustado, muchas gracias por el favorito amigo ;)
Reply
:iconfap77:
FAP77 Featured By Owner Mar 8, 2017
Muchas gracias por el favorito :D

Me alegro que te haya gustado mi 1º spin-off del universo de Amazona Negra :D
Reply
:iconvillafreak:
VILLAFREAK Featured By Owner Mar 8, 2017
Por nada! Muy interesantes los personajes xD
Reply
:iconfap77:
FAP77 Featured By Owner Mar 8, 2017
Poco a poco iré profundizando en las demás heroínas ;)
Reply
Add a Comment: